lunes, 5 de enero de 2015

LA MAGIA DE NAVEGAR




Ciertamente lo de navegar es una técnica....pero hay quienes lo consideramos un arte....
Es realmente mágico, necesitas saber orientarte con el VIENTO pero también hay que saber leer y tener en cuenta el estado de la MAR, así que mejor tener algún conocimiento meteorológico para preveer cambios y poder adaptarnos a ellos.
La magia de navegar consiste en que podemos generarnos el viento que utilizamos para ello....
Sí, así es, aunque seamos simples y llanas personas tenemos esa capacidad... al navegar.
Eso es debido al funcionamiento de las velas... que cual alas de pájaro proporcionan la fuerza necesaria para que nuestro barco se desplace.




EL Viento (EOLO) sopla....nuestras velas bien orientadas lo desvían y así aparece una diferencia de presión entre ambas caras de la vela que permiten que aparezca una fuerza llamada SUSTENTACION, que es la que hace que nuestra embarcación avance.
Además de ese Viento que sopla, al empezarse a desplazar nuestra embarcación, aparece un nuevo viento que llamamos de Velocidad y que es en sentido contrario a nuestra marcha. Al sumarse esos dos Vientos: Viento Real (EOLO) y el de Velocidad (que aparece al empezar a desplazarnos) se crea un nuevo VIENTO, el Viento Aparente... que es con el que realmente navegamos a vela.
De ahí la Magia!!!...si lo hacemos todo bien, podemos llegar a ir más rápido que el viento!!!



Con lo cual, resulta que nosotros mismos nos creamos el Viento con el que navegamos, partiendo del que sopla, de nuestro Dios EOLO. Pero si además sabemos orientar bien las velas y diseñar bien mástiles, jarcia, orzas y embarcaciones, llegamos a aprovechar al máximo su fuerza y aumentarla para beneficio de la navegación de nuesto barco.

Luego está también, la importancia del diseño del casco, quilla y timón del barco para hacer que el aprovechamiento del Viento Aparente se traduzca en desplazamiento y evitar o disminuir al máximo las fuerzas hidrodinámicas que podrían frenar o desviar de su curso nuestra embarcación.



Y es la combinación de todas estas fuerzas que actúan sobre el barco, lo que nos dará un resultado u otro según cada caso. Estas fuerzas son debidas al Viento y al estado de la Mar, pero el resultado final dependerá de como repartamos el peso a bordo y de como gobernemos la embarcación.




Volvemos intervenir en la Magia de Navegar a vela..... mantener un rumbo, aprovechar la fuerza de las olas o evitar que la misma nos desvíe o nos frene, trimar bien las velas y la jarcia según la intensidad del viento y el rumbo que llevemos, repartir el peso a bordo convenientemente....ahí está el arte de cada patrón y su tripulación para consegur que la Magia nos permita surcar los mares...

Sea con técnica, tecnología, arte o magia... Nunca dejaremos de navegar a vela!!!





Ferran Martínez para Sailing Roots

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada